viernes, 28 de enero de 2011

Pesadilla en la cocina
No existe peor furia que la de un chef furioso, y no hay chef con temperamento más afilado, que Gordon Ramsay cuando algo sale mal en la cocina”. Así reza la publicidad de este reality, líder de audiencia en EEUU, que en España se emite los jueves sobre las 22:30 en el canal Nova.
    Dueños de restaurantes, que desesperados llaman a Gordon para que les saque de la ruina y reflote sus negocios. En ocasiones, el programa roza la demencia absoluta: cocinas repugnantes, propietarios ciegos y ahogados por las deudas y chefs engreídos suelen ser los ingredientes del programa, en el que Ramsay aparece para rescatarles.
    Gordon Ramsay es un afamado chef escocés, poseedor de 12 estrellas Michelin, lo que le convierte en el tercer puesto en número de estrellas, después de Alain Ducasse y Joel Robuchon.
    Y aquí es donde comienza el espectáculo, ya que como es lógico, para volver a reflotar el barco, es necesaria una buena dosis de disciplina y limpieza. Su “look” es sencillo: chaquetilla “Bragard” de manga corta, gestos nerviosos, un lápiz tras la oreja y decir verdades hirientes tres veces por minuto. Al principio algunos protagonistas del reality se le rebelan, pero acaba pesando su experiencia de trabajar en las mejores cocinas, gestionar unos 20 restaurantes a lo largo del planeta y ser el jefe de más de 1200 empleados…vamos, que tablas no le faltan.
    Observar un solo servicio, probar la comida e inspeccionar las instalaciones y los alrededores, le bastan para saber qué tiene que hacer con el local: una buena limpieza, nueva carta, redecoración del comedor y una charla motivadora con el personal. Les demuestra que haciendo las cosas bien, los resultados son efectivos y los clientes se van satisfechos y por lo tanto repiten.
    El propietario comienza a poder pagar sus facturas y el personal se siente realizado y no ve peligrar su puesto de trabajo. Aunque para conseguir esto el chef tenga que tratar con despotismo y con sinceridad absoluta a más de uno, a veces, casi llegando a las manos.
    Otro de los “realities” que han hecho famoso al chef es “La cocina del infierno”, donde como si de un “Gran Hermano” se tratara, forma a distintos cocineros en las quehaceres cotidianos de un restaurante, con auténtica disciplina militar. Algunos de ustedes recordaran que en Tele 5 emitieron hace unos años nuestra propia versión, llamada “Esta cocina es un infierno”, capitaneada por el controvertido Sergi Arola y el amable Mario Sandoval. Un tanto falta de espectáculo, sin broncas, ni chillidos, no consiguió las cotas de audiencia deseadas.
    El formato “a la americana”, que se emite en 16 países, engancha, y la mezcla de drama y éxito, hacen que el espectador sufra viendo como empresarios y restauradores poner, metafóricamente hablando, toda la carne en el asador.
    Me consta que si comienzan a verlo, no se lo perderán ningún jueves.

“Pie” de pollo del Restaurante Claridges
Para 4 personas
Esta es una versión del clásico Chicken pie, que Gordon Ramsay prepara en uno de sus más famosos restaurantes londinenses.

-500 gr. de pechuga de pollo cortada en dados
-150 gr. de cebollitas baby
-200 gr. de bacon en lardones
-100 gr. de mantequilla
-1 vaso de caldo de pollo
-250 gr. de champiñones pequeños
-1 dl. de Jerez seco
-1 vaso de nata espesa
-Perejil picado
-1 rama de tomillo
-Oregano picado
-Sal
-Pimienta
-4 discos de hojaldre

Elaboración:
1)       Glasear las cebollitas en una sartén junto con la mantequilla y el Jerez.
2)       Dorar las pechugas junto con el bacon y los champiñones.
3)       Incorporar las cebollitas, el caldo y dejar cocer a fuego lento durante un par de minutos.
4)       Incorporar la nata fresca, junto con las hierbas y rectificar de sal y pimienta.
5)       Presentar el pollo en un plato sopero con un disco de hojaldre caliente, a modo de tapa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario