sábado, 26 de marzo de 2011

Pudding

La palabra inglesa “pudding”, deriva de la francesa “boudin”, que a su vez proviene del latín “botellus” que significa morcilla o salchicha pequeña, y es que en la Edad Media se estilaba mucho elaborar embutidos dulces usando la tripa como envoltorio. De hecho, en España se preparan estas morcillas dulces. En inglés la morcilla se llama “Black pudding” y en francés “Boudin Noire”.
   Los ingleses, grandes maestros en la elaboración de postres, sobre todo calientes, han hecho d elos puddings todo un arte, pudiendo distinguir los puddings a base de huevo y lácteos, como el famoso “Bread & butter”, a base de migas de bizcocho, pan rallado y frutos secos, como el  “Christmas pudding”. También salados, como el Yorkshire Pudding”, indispensable acompañamiento del Roast Beef, o el pastel de carne “Steak and Kidney pudding”, con sus riñones de ternera y el sebo de riñón.
    Después hay osados que dicen que los ingleses no saben comer…¡Ja!. Gracias a ellos, en Menorca podemos disfrutar de nuestro delicioso “Pudding de brossat”, una de las mejores herencias que nos dejaron los británicos. Ellos siempre los acompañan con unas natillas (custards) y nata batida, servido ligeramente tibio, aunque está rico de cualquier manera.
    En la década de los 70, Juan Mari Arzak elaboró un pudding de pescado: El pastel de kabrarroca, que luego han podido encontrar en las cartas de todos los restaurantes como “pastel de cabracho” o cap roig, tan rico y tan mal imitado a veces.
    Los puddings son muy socorridos, pues nos permiten aprovechar restos de pan duro, unas ensaimadas secas o restos de verduras o pescados cocidos, por lo tanto cumplen con las 3 “bes”: bueno, bonito y barato.
    Fantástico es que la que degusté hace unos días en Can Bernat d´es Grau, un pudding de dátiles, estilo inglés, que elabora la madre del propietario, inglesa, por supuesto, y es que es necesario haber nacido allí para hacerlo tan rico.

Greixera de ensaimadas
6 personas

Ingredientes:
-3 ensaimadas
-6 huevos
-200 gr. azúcar
-Canela
-Corteza de limón
-750 ml. de leche

Elaboración:

1)      Hervir la leche con la corteza del limón y la canela en rama y el azúcar.
2)      Colar la leche y mezclar con los huevos
3)      Untar un “tiá” con mantequilla o manteca y repartir las ensaimadas en trozos
4)      Mojar con el aparejo anterior, espolvorear azúcar y canela en la superficie y hornear a 150 ºC unos 30 minutos.
5)      Se puede hervir tibia o fría al gusto.

1 comentario:

  1. Esto se parece un "poquito" a la típica greixonera ibicenca.

    ResponderEliminar