domingo, 9 de octubre de 2011

Empotar

Como cada año, este ligero y silencioso viento, que se deja sentir al final de Agosto, me recuerda, que aunque todavía quedan días para que el verano termine oficialmente, la llegada del Otoño es inminente, y que aunque en el mercado todavía disponemos de los nuevos productos, sí podemos decir que la huerta está “en sazón” y a unos precios irrisorios, en muchos casos. Por eso todo ese excedente de hortalizas y frutas que nos regala la naturaleza tras el enorme trabajo del pagés, debe transformarse para poder disfrutar de él, cuando el frío invierno, acompañado de la Tramontana, vuelva a la tierra menos generosa.
    Dulces y carnosos higos “paxarells”, aguardan a unas manos delicadas que los limpien y cocinen lentamente, para preparar “figat”, o a que los asen con un poco de agua, para que al cabo de unos meses, podamos abrir el bote y acompañar un queso, un helado de vainilla o un lomo de cerdo asado y por un instante trasladarnos de nuevo al final del verano.
    Por suerte, en Menorca, todavía es tradición y costumbre, elaborar sofrito y embotarlo, asar estupendos pimientos rojos, pelarlos y cortarlos a tiritas, o salar grandes tomates cortados a la mitad,  trenzar pacientemente pequeños tomates de ramillete, donde echar mano cuando tiempo sólo nos permita comprar insípidos tomates de invernadero.
    Uvas, melones y más frutas, se combinarán armoniosamente en una danza de sabores, para conseguir el arrope, con el que se me antoja endulzar unas tortitas a modo de melaza, o preparar una salsa agridulce para un magret de pato.
    Alcaparras en vinagre, una mermelada de moras o calabaza, siempre darán un toque único y de calida a nuestros platos, además de aliviar nuestro bolsillo.
    Ya sabe, botes guardados durante los meses anteriores, bien esterilizados, una larga jornada laboral donde coopere la familia y un buen “rebost”, donde almacenar todas esas delicias.



Una buena mermelada de pimiento

Ingredientes:
-1 kg de carne de pimiento rojo asado
-1/2 l. de agua
-1/2 kg. de azúcar
-1/2 cebolla rallada
-Ralladura de limón
-1 trozo de gengibre rallado
-El zumo de una naranja
-Pimienta molida
-1/2 cucharadita de pimentón
-1 puñado de hojas de perejil, cebollino y albahaca
-1 chorrito de salsa de soja, al gusto
-Alguna guindilla sin pepitas

1)      Picar los pimientos a trozos
2)      Hacer un almíbar con la cebolla rallada, agua y azúcar.
3)      Incorporar el pimiento y el resto de ingredientes.
4)      Cocer lentamente durante una hora y media, cuidando que no se pegue.
5)      Enfriar, envasar y cocer los potes al baño María.
6)      Es ideal para carnes asadas, quesos o croquetas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario